Washington, Estados Unidos | AFP |

El Fondo Monetario Internacional llamó este viernes a las principales economías del mundo a abordar el estancamiento en el crecimiento, la productividad y los preocupantes desequilibrios en sus cuentas corrientes, al asegurar que no existen garantías de que continúe la recuperación global.

En un reporte sobre la salud económica de los países del G20, el FMI aseguró que éstos habían hecho un progreso sustancial a la hora de impulsar la recuperación tras la crisis financiera de 2008 y la subsiguiente recesión, estabilizando el crecimiento y bajando las tasas de desempleo.

Pero advirtió que muchos problemas persisten, pues los índices de crecimiento potencial en más de la mitad de las economías del G20 se ubican en 2% o menos. El informe también alerta contra los desequilibrios de cuenta corriente en el Reino Unido y Estados Unidos, que arrastran déficits comerciales persistentes, y que podrían impulsar el proteccionismo.

La próxima semana, el FMI y el Banco Mundial sostendrán encuentros anuales con los estados miembro, con la presencia asimismo de representantes del G20.

 “No está garantizada”

"La sustentabilidad del crecimiento no está garantizada", dice el reporte. "La recuperación cíclica es firme, pero la productividad sigue siendo baja".
Una aguda y prolongada caída en los precios de varios productos, en especial del petróleo, fue un peso en las economías emergentes de países como Argentina, Arabia Saudita, Brasil y Sudáfrica, así como en México y Turquía.

Mientras tanto, se estima que economías avanzadas como Japón, Corea del Sur, Australia, Francia o Italia también crecerían por debajo de su potencial al sufrir inflaciones menores a lo estimado y una pobre demanda.

"Mientras que los niveles de deuda soberana se han estabilizado ampliamente, se ha avanzado muy poco en reducirlos", agrega el informe.
El FMI insta a realizar nuevos esfuerzos para reducir el déficit y los niveles "incómodamente altos" de deuda pública en España, Japón, Estados Unidos y Brasil.

"China debería trabajar para reducir las vulnerabilidades financieras en el sector privado", indica el reporte, en alusión a la rápida expansión del crédito en la segunda economía mundial.

También afirma que una acción colectiva del G20 promovería un importante crecimiento del PIB, sumando un 3,5% a los estados miembro para 2028, según los modelos de proyección utilizados por el FMI.