Tegucigalpa, Honduras | AFP |

Dos miembros de la pandilla hondureña Barrio 18 murieron en los últimos días en la cárcel La Tolva inaugurada en mayo pasado, informaron este lunes las autoridades penitenciarias.

A César Alejandro Chavarría, de 19 años, "lo mataron sus propios compañeros a punzones, según el reporte médico", informó en un comunicado el Instituto Nacional Penitenciario (INP).

Añadió que los pandilleros atacaron al preso la madrugada del lunes con un clavo grande incrustado en un palo, por lo que el cuerpo "presenta múltiples perforaciones".

El INP informó que Chavarría fue el segundo preso asesinado en los últimos días en La Tolva, luego de que el sábado fue ultimado Julio César Osorio, de 32 años y condenado a 84 años de cárcel por asesinato, asociación ilícita y almacenamiento de armas prohibidas.

Las autoridades iniciaron investigaciones en las celdas donde se registraron las muertes para "deducir las responsabilidades" de los involucrados, dijo en rueda de prensa el subjefe del INP, German McNiel.

La cárcel La Tolva, conocida como 'El Pozo II', fue inaugurada el pasado 16 de mayo con el traslado de 700 pandilleros desde otras prisiones. Actualmente alberga cerca de 1.200 internos.

El Pozo I, construida en Ilama, departamento de Santa Bárbara (oeste), considerada cárcel de máxima seguridad, alberga cerca de 1.000 presos.

Las dos cárceles fueron construidas por el gobierno para tratar de descongestionar los centros penales y evitar que cabecillas de las pandillas ordenen crímenes desde su detención.

Honduras cuenta con 30 prisiones, incluyendo las dos nuevas, que albergan a una población cercana a las 19.000 personas.