Raúl Fernández Lippmann, ex secretario del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, decidió romper con las dudas de su paradero y compareció esta mañana ante el juzgado penal de garantías para su audiencia de imposición de medidas, en la causa que lo investiga por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.

“Jamás tuve la intención de escaparme. Estoy a disposición del Juzgado y de la Fiscalía. Estamos trabajando para demostrar mi inocencia, ya que tenemos los elementos suficientes. Confiamos en el trabajo objetivo del Ministerio Público”, fueron las primeras palabras que otorgó Fernández Lippmann a la prensa, en relación a la investigación por delitos financieros.

Fernández Lippmann, también imputado por el caso audios sobre tráfico de influencia y otros, tenía una orden de captura pendiente por incomparecencia y pedido de prisión preventiva por parte de la fiscalía, por lo que durante la última semana se desconocía su paradero.

Esta mañana, decidió presentarse en compañía de su abogado ante el juez penal de Garantías Gustavo Amarilla, para recibir su imposición de medidas. “Me habían marcado una fecha para la semana que viene. Yo mientras me mantuve en casa con mi familia, no dije que no me iba a presentar”, argumentó.

Destacó que por recomendación de su abogado y el impacto mediático del caso, decidieron presentarse.

No habló sobre audios

Al ser consultado sobre los audios filtrados en los cuales se le escucha “cocinando la justicia”, Fernández Lippman prefirió no hablar al respecto, asegurando que hoy está por otra causa en el juzgado y que no brindará declaraciones sobre el tema.

“Cuando tengamos audiencia por la otra causa, hablaremos sin problemas”, dijo al reiterar que él y su familia están a total disposición del Ministerio Público.