Los casos de violencia familiar aumentaron en los últimos años, así lo demuestra un informe proporcionado por el Minis­terio Público. Las estadísti­cas muestran que en el 2013 se denunciaron 6.506 casos; mientras que en el 2014 subie­ron a 7.632. Un año después, aumentaron a 10.043, y en el 2016, a 13.040 casos denun­ciados. Hasta el momento y en lo que va del año, ya se registran 13.491 denuncias. De acuerdo al fiscal general, Javier Díaz Verón, si bien en los últimos años la gente tomó conciencia para denun­ciar, aún hay un gran porcen­taje de hechos no denuncia­dos.

"Este punto lo tratamos con los agentes fiscales y fun­cionarios a través de perma­nentes capacitaciones. Asi­mismo, implementamos el protocolo elaborado en forma conjunta con otras institucio­nes, denominado Protocolo de Acción Interinstitucional, ante la muerte violenta, ten­tativa de muerte y violencia de alto riesgo contra mujeres, realizada por su pareja o ex pareja", precisó.

Díaz Verón recalcó que el aumento de casos de violen­cia familiar debe ser tratado en forma conjunta por las instituciones. "El Ministe­rio Público es un órgano de persecución penal, pero igual está colaborando en la etapa preventiva", refirió y agregó que en la normativa no existe el retiro de la denuncia, al referirse a los casos de violen­cia familiar en los que se con­cilian la víctima y el agresor.

UN HECHO, CADA 4 DÍAS

La ministra de la Mujer, Ana María Baiardi, reveló ayer un dato alarmante: una mujer es agredida mortalmente cada cuatro días, según las cifras oficiales de feminicidio o de feminicidio en grado de ten­tativa en Paraguay. Hasta la fecha, son 38 los casos con­firmados de feminicidio, más otros 12 que están aún bajo investigación judicial. A los casos consumados, se suman otros 30 casos de feminicidio en grado de tentativa.

Baiardi instó a hacer las denuncias a través del número 137 y en los centros del minis­terio, ubicados en Asunción, Ciudad del Este, Filadel­fia, Curuguaty y Pedro Juan Caballero, donde recibirán todo tipo de asistencia, ade­más de orientación legal y sico­lógica, todo sin ningún costo.