Nueva Delhi, India. AFP.

Paraguay derrotó a Malí ayer 3 a 2 en el encuen­tro con más goles del día de estreno del Mundial Sub 17, cerrando la primera fecha del grupo B como líde­res, después del empate previo entre Nueva Zelanda y Tur­quía (1-1).

Antonio Galeano (12') y Leo­nardo Sánchez (17') adelanta­ron al cuadro sudamericano, pero los africanos lograron empatar antes del descanso, con los tantos de Hadji Drame (20') y Lassana N'Diaye (34').

El partido se decantó en el segundo tiempo a favor de Paraguay tras un penal transformado por Alan Rodríguez (55'). La Albi­rroja tomó el mando en los primeros compases del par­tido, abriendo el marcador en el minuto 12. Una pelota colgada al corazón del área africana la despejó la defensa maliense a la frontal, allí apareció Antonio Galeano para embolsar el esférico con su pecho y conectar una volea con la que hizo el 1-0.

La diana del "7" paraguayo destapó el cajón de los goles, porque en menos del cuarto de hora se iban a festejar tres dianas más. Precisamente fue Galeano el que inició la jugada del segundo tanto para los suyos en el 17'. Se la dio a Leo­nardo Sánchez para que, lige­ramente escorado y dentro del área, batiera a Youssouf Koita ajustando el esférico al palo izquierdo del arquero.

Con el 2-0, los chicos de Gus­tavo Morínigo se relajaron en exceso y vieron anulada su renta. En el 20' descontó Hadji Drame con un disparo cruzado y en el 34' puso el 2-2 momen­táneo Lassana N'Diaye, que cuatro minutos antes de su gol había estrellado una pelota en el travesaño.

La selección sudamericana tomó de nuevo el peso del encuentro y cuando se aproxi­maba la hora de juego encon­tró su premio en forma de penal. Alan Rodríguez cas­tigó con un disparo potente que valió el 3-2 definitivo.