Rubio Ñu recibe esta noche a General Díaz, en un juego que para los trinidenses significa otra final en su lucha por mantenerse en la categoría, frente a un rival directo, que ciertamente esta más cómodo pero que también buscará reencauzar su juego, ya que tras su buen comienzo en el torneo se frenó bastante, hace tres fechas que no gana y necesita de los tres puntos para mantenerse cerca de los primeros lugares y para no caer de nuevo en la zona de riesgo.

El DT ñuense, Hernán Lisi, mete un par de cambios al equipo, en defensa Arnaldo Recalde entra por el lesionado Pedro "Ganso" Benítez, en el mediocampo ingresa Iván González Ferreira por "Lucho" Cáceres y en ataque el "Ogro" Claudio Correa reemplaza a Maximiliano Biancucchi.

Un triunfo del cuadro ñuense, si bien no será suficiente para zafar la zona roja, servirá para tomar un gran impulso y acercarse a Nacional, el otro equipo amenazado.

El Águila, que buscará retomar vuelo en el campeonato, recupera a su zaguero central David Villalba, quien luego de cumplir la sanción impuesta por el Tribunal Disciplinario vuelve a la titularidad en sustitución de Alex Garcete.

Ambos equipos están dispuestos a recuperar terreno. Por un lado, Rubio Ñu arrastra tres derrotas seguidas, la última victoria se remonta a la quinta fecha (2 a 1) a Sol de América. Por el otro, General Díaz llega de la derrota (1 a 0) ante Olimpia por la regularización de la séptima fecha, previamente había empatado dos juegos sucesivos (0 a 0) con Capiatá y (1 a 1) con Nacional.