Por Pedro Gómez Zorrilla

Guaraní recuperó momentáneamente la punta del campeonato Clausura a la espera de lo que pueda hacer hoy Olimpia ante Independiente de Campo Grande, al derrotar a Sol de América (2-0). La diferencia debió ser mayor, desperdició dos penales, pero el despliegue futbolístico de los pupilos de Daniel Garnero fue muy bueno.

La superioridad de los aurinegros se vio desde el inicio del compromiso, cuando al minuto de juego, el juez Fernando López sancionó un claro penal por mano de Gustavo "Pitu" Velázquez. Apareció la gran gestión de Gerardo Ortiz para desviar el disparo desde los 12 pasos de Rodrigo Bogarín.

Luego la gran figura de la cancha, Hernán Novick, quien manejó los hilos del equipo, calidad le sobra, anotó un penal, nuevamente bien cobrado por Derlis López por una falta de Diego Vera. Esta vez el "Vikingo" dijo que no hay más tiempo para desaprovechar y la mandó guardar.

En la etapa final, se observó un gran partido. Sol de América buscó con todo la igualdad, pero se encontró con otro gol en contra. Un centro, de un tiro de esquina de Novick, y Rodrigo López de cabeza aumentó la diferencia. Con el ingreso de Pablo Zeballos y Nicolás Martínez la dotación azul inquietó varias veces a Alfredo Aguilar, quien demostró una notable seguridad.

No hay caso, estaba escrito que el resultado debió ser de dos goles, porque Hernán Rodrigo López, quien suele ser infalible en los penales, le hizo lucir nuevamente a Gerardo Ortiz, quien estuvo sobrio, pero a pesar de su gran esfuerzo, su equipo terminó perdiendo los tres puntos.