Óscar Romero habló obviamente de la selección paraguaya, que sufre un gran recambio y él es parte de ello. Sabe que la gente perdió hace rato la esperanza, pero él no se rinde y no ve imposible un triunfo con tinte milagroso en Santiago ante Chile.

"Mientras haya chances vamos a pelear y luchar hasta el final. Todo es posible, podemos ganar (ante Chile). Es duro, complicado, pero hoy en día en el fútbol pasa cualquier cosa. Ante Argentina estaba un panorama así, fuimos y ganamos".

Ahora mismo, la Albirroja está a tres puntos de la zona de repechaje y Romero sueña con ser protagonista estelar del Mundial. "Jugar el Mundial es lo más importante que tengo en la cabeza, por eso no vamos a bajar los brazos nunca, como todo paraguayo vamos a pelear hasta lo último. Se perdió un poco la confianza, pero pido que confíen y nos apoyen siempre", sentenció.