Por Ireneo Acosta

Los triunfos son amores y los tres puntos de anoche sirvieron a Guaraní para seguir como único puntero del torneo Apertura, pero escoltado por Libertad a un solo punto de diferencia. El Cacique sacó provecho de un mejor trabajo colectivo, pese a que apenas iniciado el compromiso el juvenil Ariel Schuarztman abrió la cuenta para que los trinidenses celebren el primer gol oficial en la temporada en su estadio con lumínica habilitada.

Ese tanto a favor, el equipo de Farrar no pudo sostener, pese al manejo del medio y con la presencia siempre desequilibrante de Fabio Escobar. No obstante, Daniel Garnero pidió tranquilidad a sus dirigidos para comenzar a jugar como lo saben hacer. Marcelo Palau y Juan Aguilar se movieron mejor y tuvieron el balón en sus pies. Las proyecciones de "Beto" de la Cruz y las apariciones de Novick hicieron que el golero local Roque Cardozo tuviera mucho trabajo.

El mejor andar tuvo su premio en el minuto 36 del primer tiempo, cuando un balón llegado desde una esquina no pudo ser rechazado por ninguno de los defensores de Triqui. En el segundo palo del arco, entró Palau para empujar el esférico. Fue el corolario de un mejor andar del equipo visitante.

La luz del estadio era buena. Mendoza se fue expulsado y poco a poco los "iluminados" fueron los jugadores de Guaraní, quienes en la complementaria buscaron el gol que les permita llegar de vuelta a la punta. Lo lograron de penal tras falta (mano) de Vera y Novick que anotó y le dio el triunfo y el liderazgo al cuadro de Dos Bocas. El local se hunde en la tabla y en el promedio.