La retención del Impuesto a la Renta Personal es una suma ínfima (0,5%) en relación al salario neto de cada contribuyente. Es decir, si una persona gana G. 10 millones por mes, solamente deberá tributar G. 50 mil de forma mensual.

Así lo explicó Marta González, titular de la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET), en contacto con la 970 AM. Aclaró, igualmente, que el IRP solamente se aplica a los que ganan G. 10 millones o más por mes. Las personas que ganan menos que esta cantidad no tributan por este impuesto.

El descuento a los contribuyentes entrará a regir desde el 1 de setiembre de este año y será del 0,5% sobre los salarios y cualquier otra remuneración percibida, como por ejemplo, horas extras, premios, bonificaciones, entre otros.

Esta retención aplicada a los contribuyentes se realizará en función de un adelanto para la liquidación del impuesto de este año, el cual debe hacerse en marzo del 2018.

Formalización fiscal

González explicó que la retención es un mecanismo eficiente para la formalización fiscal y que casi todas las administraciones tributarias del continente aplican el IRP.

Inclusive, en otros países este impuesto a la ganancia representa el mayor ingreso del Estado, mientras en nuestro país es el que menos ingresa dinero al Tesoro en calidad de tributos.

La persona que gane más de G. 10 millones o más deberá inscribirse en un plazo de 30 días en la SET. En caso de no hacerlo, la SET le inscribirá por oficio y le aplicará una multa. Mientras que los agentes retentores serán las empresas o sociedades anónimas que pagan el salario al contribuyente.