El aula es como un templo al cual deben entrar las personas que tienen una vocación y un compromiso real con la preparación de profesionales que deberán afrontar un mercado cada vez más competitivo. En la Universidad Autónoma de Encarnación, autoridades y plantel docente trabajan con esa convicción, para brindar una educación superior de calidad. Así lo afirmó la Dra. Nadia Czereniuk, rectora de la alta casa de estudios.

¿Cuáles son los puntos claves de la oferta académica de la Universidad Autónoma de Encarnación?

Somos una universidad que estudia las necesidades del contexto, sin abandonar carreras tradicionales como Derecho, Contaduría Pública, Administración de Empresas y otras innovadoras como las licenciaturas en Diseño Gráfico, Diseño de Modas, que en el 2017 cerró con un gran desfile inspirado en Augusto Roa Bastos. Hay carreras adecuadas a las necesidades de Encarnación e Itapúa, una región eminentemente comercial y financiera que demanda egresados en Ingeniería comercial, Comercio internacional para dar respuesta a la situación fronteriza que tenemos. La última carrera habilitada fue Hotelería y Turismo que está en relación directa con lo que está pasando en Encarnación, que tuvo un crecimiento sin precedentes en Paraguay, en lo que se refiere a visitas turísticas y en cantidad de hoteles.

¿Qué podría decir sobre los inicios de la universidad?

La parte fuerte con la que se inició la universidad fue en el área de Educación. Nosotros vamos a cumplir 10 años como universidad el 7 de enero, pero 18 años como institución de educación superior. Iniciamos este trabajo con la formación de maestros, donde creemos que está la clave para sacar a flote este país que tanto queremos. En ese sentido tenemos tres carreras dentro del área de Educación: Educación Física, Ciencias Sociales y Educación Inicial, que son carreras que las ofrecemos a nivel de licenciatura, así como también de profesorado dependiente del MEC.

¿A nivel de postgrado que ofrecen?

Tenemos un buen abanico. El año pasado celebramos la graduación de los primeros doctores en Educación y Desarrollo Humano, un doctorado único en Paraguay. Luego tenemos postgrados en el área de Derecho, maestrías en el Derecho Penal y Procesal, en Ciencias Forenses, Administración, Auditoría. Estamos terminando un diplomado muy importante en Cooperativismo que es algo que se necesita también en las universidades. Tenemos muchas alianzas entre el sector público y privado y organizaciones similares. Justamente con la Cooperativa Colonias Unidas terminamos un espacio de formación muy interesante en Cooperativismo; y aquí en Encarnación, con la Cooperativa del Sur. Más de 120 personas terminaron el curso.

¿Qué características definen a los egresados de la UNAE?

El empoderamiento. Nosotros trabajamos arduamente para que nuestros estudiantes puedan salir dotados de un empoderamiento, tanto por sus capacidades profesionales pertinentes a cada disciplina como también con una gran autoconfianza y autoestima que los pueda llevar a realizar sus emprendimientos y a tener ambiciones que le hagan caminar a un paso decidido. Trabajamos mucho por la alfabetización cultural. La universidad brinda muchos espacios para que los estudiantes puedan desarrollarse como escuela de teatro, coro universitario, una orquesta en formación, ballet, escuela de robótica, club de lectura, y escuela de ajedrez. Queremos que nuestros alumnos salgan con las herramientas necesarias para enfrentar a un mercado competitivo, dotados de valores y actitudes positivas, de competencias fuertes en su área de desempeño, para que esto de obtener un título universitario se transforme en una movilidad ascendente, que repercuta en sus vidas.

Es sabido que la UNAE premia la excelencia académica con becas ¿quiénes acceden a este beneficio?

Tenemos un programa denominado “Becas al alumno cinco”. Este brinda becas de estudio a alumnos que hayan culminado con cinco absoluto el tercer año de la Educación Media. Con ello buscamos que los estudiantes se esmeren, terminen con buenas calificaciones el colegio y tengan la posibilidad de acceder a la educación superior.