Por: Carolina Bestard – Directora de Yoica

Unas semanas atrás, observando una encuesta de salarios conocida de nuestro medio, llamó mi atención, la subida del promedio salarial de los gerentes de Recursos Humanos, y vino a mi memoria aquel tiempo, en donde las empresas no consideraban de valor alguno, tener a alguien que se ocupe del capital más valioso de todas ellas, que son justamente las personas.

Sin embargo, al mirar hoy la evolución del área, en los países de primer mundo, y mirar nuestra realidad, siento que aún estamos muy lejos de las tendencias, en la mayoría de nuestras organizaciones.

¿Qué encontramos hoy en nuestro mercado, en las áreas de gestión de personas? Todavía, en varias organizaciones el área es percibida como algo pasivo, orientado a la prestación del servicio administrativo como pago de salarios, vacaciones, permisos, legajos, gestionando sólo los trámites que se refieren a estos conceptos. En otras han dado avances en lo que se refiere a capacitaciones, evaluaciones de desempeño, planes de carrera, etc., pero hacen actividades esporádicas, la mayoría de las veces reactivas a problemas o situaciones particulares.

Sin embargo el mundo de las organizaciones está avanzando a pasos agigantados hacia nuevos temas que están cambiando radicalmente la manera de concebir el área. Uno de esos cambios, es que todas las organizaciones están empezando a concebirse como empresas de gestión de personas, independientemente del rubro al cual se dedican, porque están comprendiendo de verdad, que si los líderes y gerentes no perciben esta gestión como su actividad primordial, no lograrán el compromiso y los resultados que desean.

Esto tiene que ver también con el cambio de nomenclatura del área, que pasó de ser denominada Departamento de Personal o Recursos Humanos, a Gerencia de Personas, Capital humano, Talento humano, o hasta Gerencia de Felicidad. Pero cuidado con esto, porque muchas empresas han cambiado solo de denominación, para estar a la vanguardia y parecer mejores, pero no lo han hecho en el concepto ni menos en la práctica.

El potencial que tiene la gestión de personas es descomunal, puesto que puede convertirse en el centro de la organización, gracias a que bajo su gestión se encuentra el activo más importante en las organizaciones, "Las personas". Esto debe estar acompañado de una visión proactiva y en un enfoque fuerte en la estrategia del negocio. Pero para que efectivamente se dé este paso, y se valore los grandes aportes que puede generar al negocio, es necesario contar primero con el convencimiento y la preparación de los integrantes del área, y su responsabilidad de formarse y desplegar su potencial para volverse aliados estratégicos organizacionales.

Y acá aparece un tema, que ya las empresas líderes están aplicando gradualmente: Analytics en la gestión de talento, convirtiéndose en una tendencia con nombre propio: People analytics, que puede resumirse como la interpretación y el descubrimiento de patrones significativos en los datos a partir de estadísticas sofisticadas, minería de datos y programación computacional.

El potencial de People Analytics, es tan amplio, que procesos como selección, desarrollo, compensación y retención se ven dramáticamente impactados por esta tendencia. Por ejemplo; el modelo analítico de una industria farmacéutica que identifica remuneraciones variables, conducían a elevadas tasas de renuncia voluntaria, su análisis de datos determinó umbrales óptimos de asignación salarial, que significaron un ahorro de 100 millones de dólares y un aumento del compromiso de los colaboradores

Ejemplos como éste, nos llevan a pensar en hacia dónde va el futuro de esta área, y el compromiso tanto de los que son miembros de ella, como de las organizaciones, para darle el valor que corresponde.