Con apenas 24 años, comercializa briquetas de carbón vegetal, que representan el 60% de la facturación total anual de la empresa, cuya producción es de unas 25.000 toneladas/año. El mercado que tiene ganado se encuentra distribuido en 20 países de todos los continentes.

Egresado del Colegio Goethe en el Cuadro de Honor y también como Administrador de Empresas de Babson College, con los honores Magna cum laude, Sebastián Gorostiaga tiene motivos sobrados para estar muy orgulloso de sus logros, pues con apenas 24 años, fue elegido presidente de la UIP Joven para el periodo 2017-2019, y es uno de los fundadores de una empresa de servicios financieros, orientada a pequeñas y medianas empresas en el año 2016.

Esta es una parte de su cosecha de éxitos, pues también ocupa la Gerencia Comercial de la empresa Bricapar S.A.E. "Estamos muy contentos de que Bricapar sea el mayor productor y exportador de carbón vegetal, y la mayor exportadora de briquetas de carbón vegetal del Paraguay. También estamos muy orgullosos del hecho de que este año cumplimos 20 años exportando la totalidad de nuestra producción, proveyendo con nuestros productos, a más de 20 veinte países de todos los continentes, manteniendo siempre la calidad internacional, y una excelente reputación", manifestó Sebastián, quien al referirse a la producción, aclaró que la firma en la que presta servicios, es la única productora de carbón vegetal en el Paraguay, con las certificaciones internacionales BASC (proceso de renovación), PEFC, BSCI. Y más, Bricapar se beneficia de su integración vertical, ya que posee paquetes accionarios en las empresas de transporte terrestre y la fabricadora de envases flexibles que operan con la empresa.

"La vida es 20% lo que nos ocurre y 80% como reaccionamos" es su frase predilecta. Quizá porque conoce cómo se inició la compañía, con el entonces atleta Ramón Jiménez Gaona compitiendo en las Olimpiadas de Barcelona 1992, y, de paso, buscando atentamente un producto exitoso que el Paraguay pudiera producir y ofrecer a los mercados desarrollados.

El proyecto inicia con Ramón y su hermano Manuel, más 5 colaboradores que se encargaban principalmente de funciones administrativas. Sin embargo, en menos de 12 meses, la empresa contaba con más de 80 funcionarios relacionados con el proceso de producción, como consecuencia de los nuevos mercados que pudieron comercializar. Actualmente, Bricapar cuenta con 380 funcionarios, y más de 1.500 personas que se benefician indirectamente.