Su edad no guarda relación con el cúmulo de experiencias que atesora en sus alforjas, por eso este directivo desea transmitir ciertas nociones, entre las que sobresalen hacer lo que a uno le gusta, también mantenerse honesto y, sobre todo, aprender a valorarse a uno mismo.

A sus 33 años, Juan Andrés Fernández puede aseverar que "los jóvenes no deben temer para liderar grandes emprendimientos", ya que él ocupa el cargo de director en la empresa Dutriec S.A. y simultáneamente, funge de vicepresidente de JWF Group S.A. No teme a los desafíos y lo demuestra con acciones. Piensa que es muy importante ser parte del cambio, del progreso, del bien del país, de trabajar con ganas, con gusto y no por obligación.

"Debemos hacer lo que nos gusta, emprender, innovar, participar en actividades que ayuden a nuestra formación, a crecer como personas y como profesionales, tener buenos hábitos, ser honestos sin timidez, y valorarnos", aclaró.

Dutriec inició sus actividades en el ramo farmacéutico en el año 1988, en un principio importando materias primas y medicamentos, y siendo fabricante de productos farmacéuticos a través de terceros.

Lentamente fue creciendo hasta que llegó el momento de dar el siguiente paso. Fue así que en el año 1993 concluyó la construcción de su propio laboratorio, con la determinación de que en el mismo se incorporasen todos los adelantos tecnológicos que la industria farmacéutica estuviera en condiciones de proveer.

Hoy, el laboratorio cuenta con el ciento por ciento de sus instalaciones habilitadas por las autoridades competentes, como consecuencia del cumplimiento total de las Normas de Buenas Prácticas de Fabricación y Control exigidos a las industrias farmacéuticas en el Paraguay.

Hacer un poco de todo. Juan Andrés recuerda que Dutriec empezó sus actividades con pocos colaboradores. Era un empresa en la que los mismos socios hacían de gerentes y funcionarios a la vez, es decir, que todos hacían un poco de todo.

"Pienso que cuando una empresa se inicia, es muy importante involucrarse en todos los procesos. De esta manera, uno puede conocer a profundidad cada área de la misma", aseguró.

De entre los más recientes logros de la empresa, Juan Andrés cita, primero, la concreción del sector de comprimidos de la planta de hormonas; segundo, haber obtenido la autorización del MSP y BS para el registro y elaboración del producto Ovupros, cuyo principio activo es el misoprostol, lo que lo convirtió en el primer y único laboratorio nacional en elaborar este producto en el país; y tercero, ser los primeros y únicos por más de 3 años en elaborar en el país cápsulas blandas, una tecnología que solo se conseguía importando las cápsulas blandas