• Pekín, China | AFP

El presidente chino, Xi Jinping, instó este sábado a su homólogo estadounidense, Donald Trump, a evitar "palabras y actos" que puedan "exacerbar" las tensiones con Corea del Norte. Xi habló por teléfono con Trump, horas después de que el mandatario estadounidense endureciera su discurso contra Pyongyang, asegurando que el régimen norcoreano "lamentará de verdad" cualquier ataque contra su país.

La Casa Blanca indicó poco después en un comunicado que Xi y Trump coinciden en que "Corea del Norte debe cesar su comportamiento provocador" y reiteran "su compromiso mutuo para una desnuclearización de la península coreana".

El ministerio chino de Exteriores señaló, por su parte, que Xi había pedido a Trump que evitara "palabras y actos" que puedan "exacerbar" la tensa situación entre Washington y Pyongyang.

El presidente chino también volvió a pedir "contención" a las dos partes enfrentadas y las animó a "persistir en la dirección general del diálogo, de las negociaciones y de una solución política", informó la televisión estatal china CCTV.

Trump y el régimen norcoreano sostuvieron esta semana una guerra retórica, después de que los medios estadounidenses revelaran que Pyongyang había logrado miniaturizar una cabeza nuclear. El multimillonario republicano fue endureciendo el tono hasta declarar el viernes que "las soluciones militares" estadounidenses "están listas" para ser desplegadas contra Corea del Norte.

SEGURIDAD A GUAM

Trump habló también con el gobernador de Guam, Eddie Calvo, a quien aseguró que "las fuerzas estadounidenses están listas para garantizar la seguridad de la población" de la isla "al igual que la del conjunto de Estados Unidos", informó la Casa Blanca en un comunicado.

Corea del Norte anunció el jueves que planea lanzar misiles hasta una zona situada a "30 o 40 kilómetros" de ese territorio estadounidense en el Pacífico.

El martes, Trump afirmó que Corea del Norte sería castigada "con fuego e ira" si seguía adelante con sus amenazas, y el viernes opinó que esas declaraciones quizá no habían sido "bastante duras". China, el principal socio económico de Corea del Norte, tiene un papel clave para que se cumplan las sanciones económicas tomadas contra Pyongyang para obligarlo a poner fin a sus programas nuclear y balístico.