"Se pueden salvar vidas con lactancia materna", recordó Salim Eguiazú, presidente de la Sociedad Paraguaya de Pediatría (SPP) en el evento "Convertí tu amor en alimento", desarrollado en el Shopping Mariscal, en el que participaron decenas de madres que amamantan a sus bebés. La OMS cuantificó en 800.000 vidas en el mundo por año, las que salvarían si las madres dieran el pecho. El médico insistió en la importancia que los chicos tomen el pecho al menos 6 meses y todo el tiempo que se pueda. "Ese tiempo es fundamental porque se trata no solo de un alimento perfecto, sino de amor, confianza, de cosas que hacen a la estructura física y mental del niño", dijo.

La psicóloga Lidya Verón explicó que el amamantamiento se aprende, que tiene técnicas, habilidades que se desarrollan en la práctica. También que el bebé se siente parte del cuerpo de su madre entre los primeros 8 a 10 meses. "Recién allí comienza a comprender que es otro ser y por eso es importante la mirada, el desarrollo de sus manos, de todo el orden afectivo que recién se va a consolidar al quinto año de vida", señaló.

Karina Oddone, brand manager de Baby Dove, explicó que el apoyo de la marca se da "buscando ayudar a mejorar nuestra situación país, porque tenemos uno de los promedios más bajos de lactancia materna en la región".

El evento incluyó charlas, talleres, capacitaciones gratuitas para las mamás, consejos médicos, shows artísticos y hasta una demostración de yoga para bebés, que amenizaron la jornada.