El ministro de Obras Públicas y Comunicaciones, Ramón Jiménez Gaona, presentó esta semana un informe de gestión durante los cuatro años frente al ente público. En el reporte resaltó la dinámica, el auge y el aporte de la construcción en crecimiento económico del país.

Puso en relieve el crecimiento sostenido en materia de infraestructura que atraviesa el país que "es la muestra palpable de que podemos crecer y desarrollarnos en medio de la disparidad". En este sentido sostuvo que la situación económica del Paraguay goza de buena salud en medio de la crisis regional y, en ese contexto, la participación de la construcción en el crecimiento económico es del 14%.

"El aporte de la construcción es importante en el crecimiento económico del país. Y en medio de esta realidad creemos que la apertura de las licitaciones a compañías internacionales favoreció ampliamente a la ciudadanía, y también a las empresas nacionales", manifestó.

Puntualizó que "datos extraoficiales manejados por los gremios de la construcción señalan que el sector aporta 150.000 puestos de trabajo de manera directa e indirecta. Hoy, más de 60 industrias se mueven alrededor de las obras públicas aportando desde asfalto, cemento y piedra, hasta elementos de alta tecnología".

El secretario de Estado marcó una clara línea en contra de lo que definió como "campañas tendenciosas y falaces que no nos desalientan y confiamos que la ciudadanía sabrá diferenciar la verdad de la mentira publicada".

"Hemos soportado la más grande infamia en relación al superviaducto. Esta emblemática obra tuvo un costo estimado de Gs. 135.000 millones y se construyó por Gs. 124.000 millones. La adjudicación representó un 9% menos que el precio estimado. Es la primera obra que no tuvo sobrecosto y se terminó en plazo. Es más, las modificaciones realizadas al diseño antes de su construcción -como permitía el contrato- demandaron un mayor costo que fue imputado a las ganancias de la empresa constructora. El Estado no pagó un guaraní más de lo presupuestado", enfatizó.

También se refirió al proceso de licitación para la Modernización del Aeropuerto Internacional Silvio Pettirossi, "otro blanco de las críticas despiadadas", dijo al reivindicarlo como un plan "que se lleva adelante, con absoluta transparencia, seriedad y legalidad (…) con el asesoramiento de prestigiosas instituciones internacionales".

Las discrepancias con la Contraloría General de la República son conceptuales. Todas las acciones emprendidas con relación al proceso para la modernización del Aeropuerto Silvio Pettirossi, son para salvaguardar la credibilidad de un instrumento válido y necesario como la Ley de Alianza Público Privada (APP)", puntualizó.

Ratificó que desde el inicio de su gestión ha trabajado para construir y transmitir esta imagen "a toda prueba en la administración de la cosa pública, de manera a ganar la confianza ciudadana", además de trabajar sin descanso en busca del bienestar de la ciudadanía. "Aceptamos las críticas cuando existan discrepancias en la concepción del modelo de desarrollo, o cuando podamos equivocarnos en la toma de decisiones, pero rechazamos toda acusación o cualquier insinuación de deshonestidad en el ejercicio de nuestras funciones", añadió.