Más allá que los tres puntos en disputa serán vitales para los dos equipos, es Libertad el que más necesita para alcanzar a General Díaz en la tabla del Clausura y continuar en su camino rumbo a otro objetivo de la temporada.

Para el duelo de mañana frente a Cerro Porteño, el técnico Fernando Jubero no tuvo muchas dudas y sobre todo ya definió de manera tempranera al reemplazante del expulsado Antonio Bareiro, quien solamente descansará una fecha, pese a que intentó agredir a Jorge Mercado, el árbitro en la fecha anterior. El juvenil Jesús Medina es el elegido para ocupar su plaza de entrada.

El entrenador español no acostumbra a ordenar entrenamientos de fútbol, pero en la tarea del viernes ensayó el once con Medina incluido y fue la única variante con relación al equipo, que empató en la fecha anterior ante los aurinegros.

Ayer solamente ordenó trabajos con balones en espacios reducidos y esta tarde los no concentrados se movilizarán de manera más intensa y posteriormente, los elegidos para mañana harán el repaso táctico y finalmente, quedarán en la sede del club.

Dentro de la directiva, no hay preocupación por la presencia masiva de los cerristas en el estadio, pero adoptarán medidas con las autoridades respectivas para que no pase a mayores ningún encuentro entre "La Escolta" y las barras azulgrana.