El informe preliminar presentado por el Comité contra la Tortura de la Organización de las Naciones Unidas, destaca los grandes avances que Paraguay ha realizado en materia de Derechos Humanos, antes que los puntos a mejorar, afirmó el director general de Derechos Humanos, del Ministerio de Relaciones Exteriores, Marcelo Scappini Ricciardi.

En tal sentido, refutó enfáticamente que el informe sobre la evaluación del Estado haya "aplazado" al país, como hicieran hincapié algunos medios de prensa, en relación al caso de la muerte de Rodrigo Quintana en la sede del Partido Liberal Radical Auténtico, en la madrugada del 1 de abril.

El diplomático insistió que es una interpretación errónea del informe y aseguró que "sin restar importancia a la gravedad de los hechos acaecidos, ni mucho menos minimizarlos", el informe no da ninguna calificación de aplazado al país, en materia de Derechos Humanos. Explicó que el reporte cuenta con dos etapas, y una de ellas es del reconocimiento a los avances que ha logrado el Paraguay.

"El informe tiene una parte importante de reconocimiento de cómo Paraguay viene creciendo en materia de Derechos Humanos. Por lo tanto, no es que estemos aplazados, ni mucho menos; sino por el contrario, hay un reconocimiento de cosas bien hechas. Otra parte señala las preocupaciones y recomendaciones respecto a cosas que ellos (el Comité) creen que el país debe mejorar", explicó el funcionario.

El informe al que hace referencia el director general de DDHH de la Cancillería evalúa a su vez el dossier periódico sobre Derechos Humanos que el Paraguay presentó hace un mes al Comité contra la Tortura. En consecuencia, este organismo presentó hace unos días las observaciones que realizó mediante el cruzamiento de reportes que recibió de diversos organismos de la sociedad civil que trabajan en el tema de DDHH.

Entre los aspectos positivos que resalta este organismo celebra las medidas legislativas adoptadas por el Paraguay, mediante la promulgación de diversas normativas entre ellas la Ley de Protección Integral de la Mujer, que contempla el feminicidio como tipo penal, la Ley de Trabajo Doméstico, que prohibe el trabajo doméstico de menores de 18 años. Así como la Ley Contra la Trata de Personas, que tipifica la trata interna, entre otros aspectos.