Cancún, México. AFP.

La canciller venezolana, Delcy Rodríguez, se retiró este lunes de una reunión de consulta sobre la crisis política en Venezuela que realiza la OEA y en la que se discute una nueva propuesta de resolución.

"No reconocemos ni la reunión, ni tampoco las resultas cualesquiera que ellas fuesen de esta reunión, así sean en tono, alto, medio, bajo. Venezuela no reconoce ningún producto que venga de esta organización", dijo Rodríguez en breve conferencia de prensa en el balneario mexicano de Cancún.

En el encuentro realizado al margen de la Asamblea General de la OEA se analizaba una tercera propuesta de pronunciamiento que contemplaría llamar al presidente Nicolás Maduro a que reconsidere el llamado a una Asamblea Constituyente, garantizar el respeto a los derechos humanos y entablar un diálogo con la oposición con la facilitación de un grupo de países, según la discusión del documento que era transmitida en directo.

"Venezuela se retira de sesión de consulta de OEA y anticipa rechazo a la resolución", dijo Rodríguez al señalar que Caracas privilegiará el acompañamiento de países de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

Los cancilleres iniciaron el encuentro con dos propuestas: los 14 países de la Comunidad del Caribe (Caricom) proponían que la solución de la crisis venezolana sea "interna" y "basada en un diálogo" entre gobierno y oposición, mientras que Perú, Canadá, Estados Unidos, México y Panamá impulsaban la creación de un "grupo de contacto" para acompañar la negociación.

Sin embargo, los cancilleres de la OEA no lograron, una vez más, consensuar una declaración sobre la crisis política que sacude a Venezuela, al cumplirse 80 días de protestas opositoras con saldo de 74 muertos.

Los cancilleres pusieron a votación un nuevo texto que habían discutido al mediodía pero no logró reunir los 23 votos requeridos: hubo 20 votos a favor, ocho abstenciones y cinco en contra.