Empresarios de diversos gremios cierran filas en contra del proyecto de Ley de Impuesto a la Soja, a días que el Senado trate en plenario a petición de la bancada del Frente Guasu (FG). La inclusión de la propuesta en el orden del día de la sesión se dio en el marco de la alianza con el oficialismo para conformar la nueva mesa directiva y llevar al senador del FG, Fernando Lugo, a la presidencia del cuerpo legislativo.

Un total de 15 gremios de la producción, integrantes de la Federación de Cooperativas de Producción (Fecoprod), la Unión Industrial Paraguaya (UIP) y la Federación Paraguaya de Producción, la Industria y el Comercio (Feprinco), entre otros, rechazan la iniciativa que establece aplicar el gravamen a la exportación de granos en estado natural.

Señalaron que no solamente se desea recaudar más, sino que destruir ese sector dinámico de la economía. Ante eso, los gremios y líderes de la producción analizan qué medidas de fuerza tomar y no descartan realizar tractorazos.

El titular de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco), José Berea, calificó al impuesto como "un acto confiscatorio". Criticó la forma como se aprobó el pedido del FG, en medio de una crispación política por la conformación de la mesa directiva.

"Eso agrava más la situación, quiere decir que somos utilizados como una moneda de cambio política y por eso nos van a imponer un impuesto. El pato de la boda somos nosotros y es más injusto todavía", expresó Berea a la 780 AM. No descartó la posibilidad de hacer lobby con los legisladores para solicitar el rechazo.

El economista Manuel Ferreira manifestó las implicancias que tendría la normativa de ser aplicada, ya que afectará a los pequeños productores. Resaltó que de 14 millones de toneladas de granos que se mueven al año, desaparecerían entre 7 u 8 millones. Por su parte, el titular de la Unión de Gremios de la Producción, Héctor Cristaldo, recordó que en Argentina se aplicó el impuesto y "fue un desastre".

REACCIÓN

“No repetir las políticas erradas”

HÉCTOR CRISTALDO- Presidente de la UGP
HÉCTOR CRISTALDO- Presidente de la UGP

"Políticas erradas de otros países, que salieron mal, queremos repetir y encima se dice que se paga en otros países, y no es cierto. Porque Uruguay, Bolivia, Chile y Brasil no tienen este tipo de impuesto y solamente lo tiene Argentina.

El gobierno de Mauricio Macri eliminó todas las retenciones a todos los rubros y en la soja empezó un proceso de desgravación paulatina para llegar a eliminar en 5 años", expresó el titular de la Unión de Gremios de la Producción (UGP), Héctor Cristaldo.

"Este tipo de impuesto es inaceptable porque es confiscatorio, porque no es un impuesto a la ganancia, es un impuesto a la producción", criticó.

“Después irán detrás de la carne”

GILBERTO MALDONADO- Miembro de la Federación Nacional de Transportistas de Carga del Paraguay
GILBERTO MALDONADO- Miembro de la Federación Nacional de Transportistas de Carga del Paraguay

"No permitamos que avance este proyecto, porque después de este tema del impuesto a los granos, a la soja como ellos dicen, van a ir detrás de la carne. Ninguna duda tengo de eso.

Como transportista de carga de granos nos afecta a todos, porque Paraguay es un país mediterráneo y todos los transportes de la producción van sobre ruedas, sobre camiones, afectando incluso a mecánicos, chapistas, al que vende combustible, etc", expresó Gilberto Maldonado, miembro de la Federación Nacional de Transportistas de Carga del Paraguay.