Cerca de 10.000 estudiantes damnificados –tras la clausura de la Universidad Autónoma del Sur (Unasur)– se manifestaron ayer frente a la sede central de la casa de estudios exigiendo un resarcimiento por la inversión de tiempo y dinero en las carreras en las que se matricularon. Tras una incidentada reunión con las autoridades de la universidad, que trataron de calmar los ánimos, un sector de los estudiantes pidió desmatricularse de la institución y exigieron que los responsables de la Unasur sean procesados por estafa.

"Unasur no me vas a devolver mi tiempo y mis sueños, pero por lo menos devolveme mi dinero", rezaba uno de los carteles de la manifestación que realizaron los estudiantes tras conocer la disposición del Consejo Nacional de Educación Superior (CONES).

El ente rector de la Educación Superior dispuso la clausura de 14 carreras (Enfermería, Radiología, Kinesiología y Fisioterapia, Nutrición, Farmacia, Química Analítica Industrial, Psicología, Medicina Veterinaria, Obstetricia, Administración en Farmacia, Comercio Internacional, Diseño Gráfico, Hotelería y Turismo y Administración Agropecuaria) en 31 filiales de la Unasur mediante la resolución Nº 241/17 de fecha 16 de mayo del 2017.

El documento señala que por no contar –conforme a la documentación remitida por la propia universidad– con los requisitos legales y documentales que permitan establecer criterios para la habilitación legal de las carreras las mismas fueron clausuradas.

Los estudiantes estafados se dividieron en dos bandos en medio de las protestas. Un grupo esperará que la institución realice su descargo y apelación de la resolución, mientras que otro grupo exige su desmatriculación –que en un primer momento fueron frenadas por la Unasur pidiendo un pago de G. 450.000 para el trámite– y exigen que los propietarios sean procesados. "Es una vergüenza que los propios estudiantes nos estemos peleando, un grupo de compañeros está a favor de la universidad y nosotros somos los que venimos a exigir nuestro derecho.

Reclamamos porque la Unasur no nos quiere devolver nuestros documentos, no quieren que nos desmatriculemos con todo el problema que ya tiene quieren que sigamos pagando cuotas, exámenes y todos los aranceles", indicó Daniela Martínez, estudiante de Enfermería.