La imputación corre por cuenta de la fiscala Liliana Alcaraz. Los cargos en contra del parlamentario son cohecho pasivo, asociación criminal, tráfico de influencias y soborno, por los audios filtrados en los que se lo escucha al parecer negociando cargos. La representante del ministerio público pide además su desafuero.

La semana pasada, el fiscal adjunto anticorrupción, Federico Espinoza, ordenó abrir una investigación contra el diputado por el Partido Liberal Carlos Portillo, como consecuencia de los audios filtrados en las que, presuntamente, se lo escucha al parlamentario negociando para conseguir puestos en los estamentos judiciales de la capital del Alto Paraná.

Finalmente, hoy se confirmó que la fiscala Liliana Alcaraz imputó al parlamentario liberal y además pidió su desafuero de la cámara baja.

El escándalo de los audios filtrados arrojó hasta ahora la imputación de los ex senadores Óscar González Daher (ANR) y Jorge Oviedo Matto (UNACE), ambos con pedido de prisión domiciliaria a estas alturas. Además, en el caso están investigados el ex secretario del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, Raúl Fernández Lippmann, y a los abogados Carmelo Caballero y Rubén Silva.