Montevideo, Uruguay. AFP.- El Mercosur rechazó el uso de la fuerza para restaurar la democracia en Venezuela y señaló ante la escalada verbal entre Caracas y Washington que el gobierno venezolano "no puede aspirar a una convivencia normal" hasta que no se cumpla ese objetivo.

En un comunicado divulgado este sábado por la Cancillería uruguaya, los miembros del Mercosur declararon "el repudio a la violencia y a cualquier opción que implique el uso de la fuerza es insoslayable y constituye la base fundamental de la convivencia democrática, tanto en el plano interno como en las relaciones internacionales".

En ese sentido se aseguró que "continuarán insistiendo, individual y colectivamente, para que Venezuela cumpla con los compromisos que asumió, de manera libre y soberana, con la democracia como única forma de gobierno aceptable en la región".

"El Gobierno venezolano no puede aspirar a una convivencia normal con sus vecinos en la región hasta que no se restablezca la democracia en el país", subrayó la nota de los miembros del bloque, Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.

Según el comunicado, el Mercosur votó el 5 de agosto la suspensión de Venezuela del bloque por una clara "ruptura del orden democrático" con un aumento de la represión y recorte de libertadores individuales.

En ese contexto y ante la escalada de declaraciones amenazantes entre el gobierno venezolano y el presidente estadounidense Donald Trump, el Mercosur subrayó que "los únicos instrumentos aceptables para la promoción" democrática son el diálogo y la diplomacia.