Cuando Aldo Bobadilla renunció para dirigir al Olimpia, parecía que el andar del equipo que en ese entonces lideraba el Clausura comenzaría a decaer. Sobre todo porque, ya bajo la conducción de Mario Jara, General Díaz perdió y luego hiló dos empates para finalmente volver a ganar, aunque de vuelta una derrota lo dejó sin poder sumar.

En las últimas dos fechas, las Águilas sumaron de a tres y volvieron a escalar en la tabla. No solo en la del torneo, en donde quedaron como únicos escoltas del líder Cerro Porteño, sino en la del Acumulativo, donde la victoria de Libertad ante Independiente los clasificó a la Sudamericana.

Así el conjunto luqueño vive un presente inmejorable, aunque todavía puede -muy remotamente, vale recalcar- descender. Para ello debería darse una catástrofe, pues le saca diez puntos a Nacional y once a Rubio Ñu, que hoy son candidatos a seguir a Trinidense en la Intermedia. Apenas un punto separa a tricolores de verdolagas, por lo que la lucha está más entre ellos que con General Díaz e, incluso, Independiente.

Las Águilas miran hacia arriba, pues solo cinco puntos los separan de Cerro (36) y su próximo rival es precisamente Nacional, que viene de perder sus últimos tres partidos y de no conocer de triunfos desde hace ocho fechas. El Ciclón, por su parte, enfrenta al otro candidato al descenso, Rubio Ñu.

Vuelo internacional

Con los tres puntos sumados el sábado ante Olimpia, General Díaz llegó a 59 unidades y superó a Sol de América (58) para ubicarse en el quinto lugar de la tabla acumulativa que define las clasificaciones a los torneos internacionales.

Pero no fue el haber superado al Danzarín, que en esta fecha también clasificó a la Sudamericana, lo que confirmó la vuelta de las Águilas a un torneo internacional. La victoria de Libertad ante Independiente, este lunes en el cierre de la 18ª fecha, hizo que los luqueños se volvieran inalcanzables para los campograndenses (43), cuando al torneo le quedan 12 puntos por jugarse.

Así, General Díaz volverá a competir en un certamen internacional después de cuatro años, ya que en 2014, en su primera participación en la máxima categoría del fútbol paraguayo, clasificó a la Copa Sudamericana, también por los puntos sumados en la tabla acumulativa.

En esta ocasión, todavía está por confirmarse si jugará el mismo torneo o la Copa Libertadores de América, ya que en caso de ser campeón clasificará al certamen de clubes más importante del continente.