No fue el gol que definió el partido, pero sí el que abrió el marcador y a favor del conjunto visitante. El grosero error que cometió el arquero Tobías Vargas lo colocó como el responsable directo de la derrota del Sportivo Luqueño frente a Cerro Porteño (2-3).

Al menos así lo entendió la comisión directiva auriazul que fue la que, a decir del gerente deportivo Daniel Ferreira, decidió relegarlo a la Reserva, aunque para muchos haya sido una decisión exclusiva del presidente Walter Benítez.

"Ayer hubo una reunión de emergencia del Comité Ejecutivo del club y se resolvió que Tobías va a presentarse a entrenar a la Reserva el lunes. Por una cuestión futbolística, para recuperarlo, tenerlo pronto otra vez bien en el arco luqueño", afirmó Ferreira.

En declaraciones al programa "Futgol 970", el exfutbolista negó que el presidente haya ingresado al vestuario y recriminado duramente al arquero. "Simplemente entró a conversar con los jugadores, no hubo ningún reclamo personalizados hacia ningún jugador sino más bien un comentario generalizado del partido", afirmó.

Cuando le indicaron que los cronistas que estaban cerca del vestuario oyeron las recriminaciones de Benítez a Vargas, Ferreira insistió: "Yo estaba dentro del vestuario y te dijo que así no fue. No hubo nada directo contra Tobías de parte del presidente. Sí una arenga normal".

Por último, el gerente deportivo se refirió al motivo por el que enviaron al arquero a la Reserva. "Por una cuestión de recuperación", comenzó diciendo. "Queremos tenerlo bien. Después del partido de ayer, quizás el primer gol le trabajó un poco la cabeza y queremos tenerlo bien. No hay nada de fondo, de trasfondo en la decisión, más que una decisión futbolística", sentenció el Boby Ferreira.

Una injusticia

El propio Tobías Vargas se refirió a la decisión tomada por la directiva y no dudó en asegurar que "es una injusticia lo que están haciendo", recalcando en declaraciones a la 1080AM que "si se ganaba, no pasaba nada".

El arquero, que tiene contrato hasta diciembre y que fechas atrás protagonizó una pelea con su compañero Julio Dos Santos camino a vestuarios, dijo estar "tranquilo". "Tal vez no era mi noche", consideró.