Atlanta, Estados Unidos | AFP |

Un total de 70.425 espectadores presenciaron este sábado el partido entre Atlanta y Orlando, que resultó en un empate de 3-3, un nuevo récord de asistencia para un encuentro de temporada regular en el fútbol estadounidense de la MLS.

Atlanta, que hizo su debut en la MLS esta temporada, jugó su segundo partido en su nuevo estadio, el Mercedes-Benz Stadium, inaugurado a finales de agosto con un encuentro del Fútbol Americano de la NFL con los Atlanta Falcon.

El récord anterior para un partido de temporada regular en la MLS se remontaba a 1996, cuando 69.255 espectadores asistieron al debut de Los Angeles Galaxy contra el Metrostars en el Rose Bowl de Pasadena.

El récord absoluto en la MLS es de 92.650 espectadores en agosto de 2006 para el partido entre Chivas USA, equipo desmantelado desde entonces, y Nueva Inglaterra en el Coliseo de Los Ángeles. Sin embargo, vale destacar que esa noche hubo doble cartelera, ya que luego jugaron un amistoso el FC Barcelona y el club mexicano América.

Atlanta, que está preparada para establecer un nuevo récord de asistencia promedio para una temporada de la MLS, ocupa el quinto lugar en la Conferencia Este con 43 puntos, mientras que Orlando sólo ganó uno de sus últimos 10 desafíos para 35 unidades.

Este sábado, los dirigidos por el Tata Martino volvieron a tener al mediocampista paraguayo Miguel Almirón como gran figura, solo superado por el goleador del partido, el venezolano Josef Martínez, quien marcó los tres tantos del Atlanta.