En el estadio Metropolitano de Barranquilla, Cerro Porteño enfrenta el martes (20:45) al Junior local, en duelo correspondiente a la vuelta de los octavos de final de la Copa Sudamericana.

El 0-0 registrado esta semana en Asunción fue un buen resultado para el conjunto colombiano, pero también lo fue para el elenco paraguayo, al que un empate con goles por cualquier marcador le dará el pase a cuartos.

Con ese objetivo, parte en la madrugada de este domingo una delegación compuesta por 23 jugadores, entre los que reaparecen algunos como Raúl Cáceres, quien fue titular en el triunfo (3-2) ante Sportivo Luqueño.

De hecho, el lateral azulgrana se mostró sorprendido por haber jugado, pero el entrenador Leonel Álvarez ya tenía planes para él. "Teníamos planificado darle minutos", para que esté en condiciones de jugar en Colombia.

En entrevista concedida al "Cardinal Deportivo", Cáceres admitió que "capaz al principio no llenaba la expectativa del entrenador", quien "probó otros jugadores" en su puesto. "Pero nunca me enojé por eso", afirmó.

El defensor también reveló cómo lograron dar vuelta el partido ante Luqueño, que al término del primer tiempo lo perdían por 2-1. Cáceres dijo que primero hablaron entre los propios jugadores, sobre ser pacientes por un lado y dejar todo en la cancha por el otro.

Luego, vinieron las palabras de Leonel Álvarez, quien les pidió "mayor rebeldía" y que "juguemos como sabemos". ¿El resultado? Cerro Porteño acabó ganando por 3-2 para subir al quinto lugar de la tabla del Clausura con 11 puntos y dos partidos pendientes.

El viaje a Colombia, con escalas en Lima (Perú) y Bogotá antes de recalar en Barranquilla, lleva a un plantel fortalecido por esa victoria y con la rebeldía a flor de piel para emular a Libertad y anotarse entre los ocho mejores del continente en la Sudamericana.