Lima, Perú | AFP, por Moises AVILA.

El Comité Olímpico Internacional (COI) culminó una histórica reunión en Lima, donde la alegría por la designación de París-2024 y Los Ángeles-2028 se vio opacada por denuncias de corrupción y preocupaciones por la seguridad de los torneos.
"La sesión fue un éxito con la histórica decisión de conceder los Juegos Olímpicos de 2024 y 2028 simultáneamente a dos grandes ciudades y países vinculados al movimiento olímpico", dijo a la prensa el presidente del COI, Thomas Bach, al culminar el último día de sesiones.
Pero no todo fue celebraciones. Desde que llegó a la capital peruana hasta la última sesión, Bach fue cuestionado por el caso de presunta compra de votos para la designación de Río de Janeiro como sede de los Juegos Olímpicos 2016.
La semana pasada, las autoridades brasileñas llevaron a cabo una gran operación contra Carlos Nuzman, presidente del Comité Olímpico Brasileño (COB) y miembro honorario del COI, sospechoso de haber organizado la compra de votos para obtener la atribución de los Juegos en 2009.
El alemán Bach se dedicó en gran parte de sus conferencias de prensa a responder sobre el tema. El viernes, aparentemente un poco harto de los cuestionamientos, aseguró que "vamos a avanzar hasta donde podamos" pero que "ninguna organización deportiva puede allanar ni buscar cuentas", ya que eso queda en manos de la justicia".
Aseguró que la Comisión de Ética del COI está investigando el caso y la organización es parte civil en las investigaciones. "Si nos dan acceso a algún material, ese material se utiliza como prueba", detalló.
En su intento por proyectar transparencia, el COI nombró al anterior secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, sobre quien recaerá la tarea.
Bach aseguró que "el nombre de Carlos Nuzman no fue pronunciado durante la sesión".

– Tensión por Corea –

El COI y la ONU avanzan en un borrador de resolución sobre una "tregua olímpica", para suspender los conflictos durante Juegos Olímpicos, en momentos en que se realizan pruebas nucleares en la antesala de los Juegos de Invierno de Pyeongchang, Corea del Sur.
"Con la ONU prepararemos la resolución sobre la tregua olímpica. Hay un borrador que circula entre los estados miembros y las primeras reacciones son positivas. La redacción es muy buena y clara", dijo Bach.
Bach aseguró que este proyecto será debatido en la Asamblea de Naciones Unidas en noviembre. "Allí vamos a tomar la palabra". Precisó que en la reunión de la ONU programada para este mes sólo serán espectadores.
Los Juegos Olímpicos de Invierno se celebrarán del 9 al 25 de febrero de 2018 en Pyeongchang, Corea del Sur, a 80 km de la frontera con Corea del Norte, que lleva adelante ensayos nucleares que mantienen en zozobra a esa región.
"Nos han asegurado que Pyeongchang será uno de los lugares más seguros", dijo recientemente la estadounidense Angela Ruggiero, presidenta de la Comisión de Atletas del COI.
En los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, el COI instó a los países a tomar en cuenta la tregua, en medio de la guerra de los Balcanes.
Durante esta semana, Bach aseguró que no hay ninguna evidencia de que los Juegos de Pyeongchang estén bajo amenaza. Este viernes, insistió en sus llamados al entendimiento.
"Hacemos un llamamiento a la diplomacia y a la paz. Las deliberaciones de la ONU y el Consejo de Seguridad van a hacer posible que se resuelva esta situación (…) Llamamos a que la diplomacia y la paz prevalezcan", sostuvo.
Otro tema que generó incertidumbre en la reunión fue sobre si Rusia podrá participar en Pyeongchang. Una comisión del COI evalúa un informe referido a un presunto dopaje sistemático de los rusos en los Juegos Olímpicos de Sochi-2014. Bach espera que el informe salga a tiempo.
El COI también anunció la creación de una fundación en apoyo a los refugiados, con la construcción de instalaciones deportivas, en sintonía con la participación de un equipo en Rio-2016.