En un ambiente festivo, de alegría, emoción y lágrimas, partió este sábado la delegación nacional Sub 17 que disputará el Mundial de la categoría en India, a partir del 6 de octubre. Antes, los juveniles albirrojos se instalarán en Alemania y Luxemburgo, donde disputarán cuatro amistosos.

El ambiente en el aeropuerto Silvio Pettirossi fue el ideal para despedir a un plantel que lleva meses entrenando, con la mayor dedicación y un optimismo contagiante. Los juveniles entrenaron incluso en horas de la madrugada para comenzar la adaptación al cambio de horario (9:30 horas de diferencia).

En total, Gustavo Morínigo se lleva a 24 jugadores, 21 que integrarán la nómina oficial mundialista y tres más que estarán en una lista de reserva en caso de alguna grave lesión, pero que también viajaron como premio al esfuerzo realizado en todo este periodo de preparación.

Los familiares y amigos de los futbolistas e integrantes del cuerpo técnico albirrojo llenaron de cariño y ánimo a los viajantes, con abrazos, cánticos y carteles especialmente preparados.

India puede estar bastante lejos de Paraguay, pero no cabe duda que los mundialistas tendrán bien cerca el apoyo de sus seres más queridos, así como de toda la afición albirroja, que estará expectante de la campaña que realicen.

Paraguay integra el Grupo B del Mundial Sub 17 y debuta el 6 de octubre ante Malí. El 9 enfrenta a Nueva Zelanda y el día 12 del mismo mes a Turquía.

Antes de instalarse en Bombay, jugará cuatro amistosos: El 19 de setiembre ante la Sub 19 del Bayer Leverkusen, el 20 jugará con la selección Sub 19 de Luxemburgo, el 22 se medirá ante el combinado Sub 23 de la Asociación de Fútbol Rheinland SG Wittlich y el 26 jugará ante la Sub 19 del Colonia FC.