Así lo indicó Raúl Zapag cuando le preguntaron el porqué de la cantidad de hinchas que, con entrada en mano, no pudieron ingresar al estadio para asistir el partido ante Junior, por la Copa Sudamericana.

El hermano del presidente del club, y miembro del departamento de fútbol de Cerro Porteño, dijo que el origen del problema está en que no se hace un control policial a cuadras del estadio, por lo que los hinchas llegan en gran cantidad hasta los portones.

"Tenemos que conseguir que la policía nacional pueda hacer un filtro a tres cuadras del estadio, porque las masas llegan hasta los portones y atajar eso es imposible", aseguró Zapag, admitiendo luego que "ayer ingresaron personas sin entradas y personas con entradas de otra gente".

"Necesitamos filtros de control lejos de los lugares de acceso al estadio, hay que hacer un perímetro", insistió el dirigente, detallando que en el sector de graderías norte muchos hinchas "ingresaron a la fuerza, sobrepasaron el control", mientras "hay gente que se quedó sin poder entrar, con su entrada y cédula en mano".

"Tengo mi informe en los registros de cámara, está todo filmado. Es algo que nos sirve para corregir, pero no tenemos todavía las herramientas para poder trabajar en la calle, donde había unos mil efectivos policiales", reconoció, para finalmente comentar que propondrán a la comisión directiva, a través de la subcomisión del estadio, que se regale una entrada para otro partido o se devuelva el monto abonado a aquellos hinchas que no pudieron ingresar.