Con esas palabras, Mauricio Victorino le aseguró a su padre este lunes, al llamarlo para informarle de la noticia, que no había ingerido ninguna sustancia prohibida. En entrevista concedida al programa "Futgol 970", don Eduardo Victorino no se cansó de insistir en ese punto.

"Mi hijo me llamó hace un rato, me dijo lo que pasó: Mirá papá, antes que salga en la prensa, te digo. Me salió un positivo acá. Vos sabes que nunca tomo nada. Lo único que tomo es lo que me da la gente del club. Me lo recalcó: Lo único que tomo es lo que me da la gente del club, vos me conoces", comenzó relatando el padre del defensor uruguayo.

"Creo en él, se que no hizo nada, cada uno tiene su conciencia", agregó, descartando categóricamente que se haya automedicado porque "para tomar una aspirina, si le duele la cabeza, llamaba a los médicos acá en Nacional, en la selección y en todos lados".

El mejor del fútbol paraguayo

Tras recordar que todavía "falta una muestra para abrir", Eduardo Victorino dijo que si bien "el momento" por el que atraviesa el club Cerro Porteño "no es bueno", su hijo "Mauricio Victorino, tiene una trayectoria atrás para cuidar. Tiene 34 años, y yo dudo que en Cerro Porteño o no sé si en el fútbol paraguayo, que me perdone el fútbol paraguayo que respeto mucho, haya alguno que tenga la trayectoria que ha tenido mi hijo, intachable. Y que ahora, ya a los 34 años, me vengan con que tiene… bue… está bien".

Siguiendo con la trayectoria, don Victorino nombró a los entrenadores que lo dirigieron y pidió que se hable con los mismos para preguntar por su hijo. Citó los clubes por los que jugó, los logros que obtuvo y preguntó: "¿Y eso que es, a fuerza de dopaje? ¡Por favor, que no me vengan con misterios!

¿La culpa es de Cerro?

"Yo en mi hijo creo a rajatabla que no tomó nada. Y si tomó, fue porque se lo dieron. Si tomó algo fue porque se lo dieron, y eso lo afirmo ante cualquiera", soltó con insistencia y mayor firmeza el padre del jugador de Cerro Porteño.

Luego, hizo un comentario que puso el manto de duda sobre el cuerpo médico azulgrana: "Si usted está en un club donde le brindan todo, ¡le brindan todo! Tomá esto, comé esto, todo lo demás, y usted lo hace. De repente aparece un doping positivo… no es para pensar mal, pero vamos a dejarlo ahí porque sino esto se va a ir a otros términos que yo no quiero llegar".

Inevitablemente, tras esas afirmaciones, tuvieron que preguntarle si consideraba que había alguna irresponsabilidad de parte del club o si se lo hicieron a propósito a Mauricio Victorino, a lo que el padre del jugador respondió de inmediato: "Que quede clara la cosa, yo acá no estoy diciendo que hicieron adrede. Estoy diciendo lo que me dice mi propio hijo a mí y lo que yo lo conozco".

"No toma nada más de lo que le da el club. Eso es verdad a rajatabla. Ahora, yo no estoy diciendo que el club de profeso le dio tal cosa, yo no conozco a los señores profesionales del club", agregó, para sin embargo insistir en que "de repente, en el club podía tomar alguna cosa".

Mauricio Victorino quedó provisionalmente suspendido por haber dado positivo en anfetamina tras el partido entre Nacional y Cerro (13ª fecha, 23 de abril), a la espera de los resultados de la segunda muestra enviada a los laboratorios de Barcelona, España.

Cerro pide la contraprueba

Esta tarde, el Departamento Médico del club Cerro Porteño emitió un comunicado a través del cual consideró que "debe realizarse la apertura del frasco B de la contraprueba" para emitir un fallo, ya que el propio Victorino "expresó que no consumió ninguna sustancia distinta a la que le da la institución".

Igualmente, los galenos azulgranas afirmaron que la institución "se compromete a hacer una revisión total de los productos suplementarios que proveemos a los jugadores", ya que aseguraron que "ninguno contiene anfetamina ni alguna otra clase de sustancia prohibida por la AMA".