• POR CHAD BRAY

La firma suiza de ingeniería ABB Group anunció que compraría los negocios de General Electric (GE) que provee interruptores automáticos y otros equipos eléctricos para la industria por la suma de US$ 2.600 millones, mientras el gigante estadounidense busca maneras de reorganizar sus operaciones.

El acuerdo es la iniciativa más reciente de General Electric buscando reorientar sus raíces. La compañía se había expandido en un conglomerado extenso pero su alguna vez enorme negocio financiero terminó amenazando su supervivencia después de la crisis económica del 2008 y, desde entonces, ha estado vendiendo una serie de unidades operativas.

GE también ha estado bajo la presión del fondo de cobertura activista Trian Fund Management, dirigido por el multimillonario inversor Nelson Peltz, para reducir los costos. El nuevo presidente ejecutivo de la compañía, John L. Flannery, se ha comprometido a acelerar dicho proceso. Flannery reemplazó a Jeffrey R. Immelt en el rol de la dirección el mes pasado.

De hecho, podría haber más ventas en el futuro. Flannery está llevando a cabo una revisión de cada uno de los negocios de GE y se espera que presente sus planes en noviembre.

ABB, con sede en Zurich, puede utilizar el acuerdo para ampliar su negocio de electrificación a nivel mundial, especialmente en Norte América. La unidad que está comprando, GE Industrial Solutions, provee interruptores automáticos, transformadores y equipos de sistemas de energía para operaciones industriales como centros de datos e instalaciones de petróleo o gas.

"Con GE Industrial Solutions, reforzamos nuestra posición como la número 2 en la electrificación a nivel global y expandimos nuestro acceso al atractivo mercado de Norteamérica", expresó al respecto Ulrich Spiesshofer, presidente ejecutivo de ABB, en un comunicado de prensa. "Esta transacción crea un valor significativo para nuestros accionistas", añadió.

Los reguladores todavía deben necesitan el acuerdo, que se espera logre cerrarse en la primera mitad del 2018.

GE Industrial Solutions obtuvo ingresos de 2.700 millones de dólares el año pasado y emplea a cerca de 13.500 personas en todo el mundo. Se integrará a la división de productos de electrificación de ABB y esta última espera mantener al equipo directivo.

ABB agregó que espera hacer cerca de US$ 200 millones en ahorro anuales en los próximos años después de la transacción y ha acordado una relación de suministro a largo plazo con GE.

El lunes, ABB divulgó igualmente que, considerando la operación en curso, había decidido retrasar un plan para comprar hasta US$ 3 mil millones en acciones.

El acuerdo es la última de varias adquisiciones de ABB este año. En abril, acordó comprar Bernecker & Rainer Industrie-Elektronik, un proveedor austríaco de sistemas operativos para la automatización en fábricas, por un monto no revelado. En julio, alcanzó un acuerdo para el negocio de redes de comunicación del Grupo Keymile, con sede en Alemania.

ABB fue asesorado por Credit Suisse, Dyal Company y el bufete de abogados Davis Polk & Wardwell.