• Por Gabriela Rojas Teasdale
  • @GabyTeasdale
  • www.liderazgo.com.py

La semana pasada reunimos a cerca de 80 adolescentes en un taller sobre liderazgo que reafirmó mi convencimiento de que apostar por la formación integral de las nuevas generaciones es potenciar el futuro de nuestra nación.

A través de sesiones dinámicas, charlas y trabajo en equipo, estos jóvenes aprenden la importancia de fortalecer valores y de esforzarse para alcanzar metas. Desarrollamos tópicos en torno a la comunicación y la autoestima, todo en un entorno divertido.

El primer día del encuentro, durante una pausa, una de las asistentes se me acercó para iniciar una conversación. Delgada, alta y con ojos negros profundos, rompió su timidez para hablarme de sus sueños y proyectos. Hace unos meses, con apenas 16 años y sin ayuda de nadie, esta niña invirtió el dinero que obtuvo como regalo de cumpleaños en su propia empresa. Empezó comprando a través de internet bolígrafos y libretas, de esas que se ponen de moda entre el público adolescente, para luego venderlas entre grupos de amigas.

Pronto incorporó nuevos artículos, creó cuentas en redes sociales, un blog y ahora está proyectando inaugurar una página web. Está perfectamente al tanto de los mecanismos de comercio en internet y de la necesidad de fortalecer el relacionamiento positivo con su entorno para mejorar sus ventas. Casi sin saberlo, está construyendo en muy poco tiempo lo que a muchos de nosotros nos llevó años.

Cuando escucho a jóvenes hablando con tanto entusiasmo de sus sueños y materializándolos de una manera tan patente y eficaz, me llenó de emoción. Y renuevo mi esperanza en la construcción de una sociedad diferente.

La premiada investigadora Jane Goodall, considerada una de las mujeres más influyentes del siglo XX y una reconocida activista ambiental, dijo en una entrevista reciente que los jóvenes son el futuro porque entienden los problemas del planeta y se sienten empoderados para cambiar el curso de la historia.

En la Fundación Transformación Paraguay estamos a punto de iniciar un ambicioso trabajo que alcanzará a decenas de miles de jóvenes de nuestro país. Después de capacitar a una gran parte de los docentes, directores y supervisores del Ministerio de Educación y Ciencias en valores y principios de liderazgo, será el turno de los estudiantes.

John Maxwell llegará a Paraguay en setiembre con un nuevo material de liderazgo diseñado exclusivamente para jóvenes de educación secundaria. Estos manuales ayudarán a nuestros chicos a explorar y desarrollar su comprensión del liderazgo, aprender nuevas habilidades y crecer en confianza como jóvenes líderes. Queremos que se pregunten qué los inspira, qué deben hacer para ser líderes eficaces en sus comunidades y cómo pueden fomentar la acción. Queremos que se conviertan en un ejemplo para sus pares y que, más adelante, puedan ayudar a otros a desarrollar sus habilidades de líderes.

Confiamos en que este programa inédito en nuestro país marcará un antes y un después en la educación de nuestros jóvenes. Y nos ayudará a multiplicar ejemplos como el de esa gran emprendedora que en una mañana calurosa de julio me confió sus aspiraciones.