Este contenido requiere Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 
 
LANACION.com.py
 
Archivo Diario Digital | Diario Impreso
En la La Nación  En Google
 
 

Federico, liberános de Mercosur

Enrique Vargas Peña

Domingo, 8 JUL 2012 - 02:00  |  
 [ 1.00 / 5 -Total: 2 votos  ] 
  

El presidente Federico Franco anunció en su conferencia de prensa del pasado viernes 6 de julio, que su gobierno no tomará la decisión de salir de Mercosur, postergando esa determinación al gobierno que sea elegido el 21 de abril de 2013 –(http://bit.ly/N7U7tK) La Nación, (http://bit.ly/OFDTdb) ABC, (http://bit.ly/MQCSzi) Última Hora–.
 

El argumento del Presidente es que “nosotros somos un gobierno de 14 meses, nosotros no vamos a tomar ninguna decisión que pueda hipotecar el futuro del país. Nuestro compromiso fue el de darle gobernabilidad al país, de devolver la tranquilidad, de sentar las bases, de recuperar las relaciones internacionales, y en ese sentido vamos a continuar. La decisión de salir del Mercosur no será una decisión tomada en este gobierno”.
 

Aclarando fuerte y alto que sostengo que Federico Franco es presidente constitucional de nuestra República por voluntad directa del pueblo paraguayo que el 20 de abril de 2008 le encargó la responsabilidad de conducir la administración del Estado en caso de que Fernando Lugo ya no pudiera hacerlo, digo que la declaración del primer mandatario mencionada al principio implica que él cree que su gobierno no es suficientemente legítimo y que, por tanto, no puede tomar las decisiones que nuestro Paraguay requiere.
 

Si Federico Franco es presidente constitucional y legítimo de nuestra República, y reitero que lo es, entonces puede y debe tomar todas las decisiones que ella requiera. Si no lo es, entonces no puede tomar ninguna.
 

Federico habló con respecto a Mercosur como si no fuera el presidente constitucional y legítimo de nuestra República.
 

Si nuestro Paraguay quiere seguir siendo una patria libre y soberana, esto es capaz de autogobernarse y de buscar su propio beneficio, no puede seguir en Mercosur, por los siguientes motivos:
 

Primero. Aceptar seguir en Mercosur implica admitir que Argentina, Brasil y Uruguay pueden violar cuando quieran el Tratado de Asunción (artículo 20), el Protocolo de Ushuaia (artículo 4) y el Protocolo de Ouro Preto (artículo 37) y que nosotros tenemos que acatar la violación a la espera de que se pronuncie un tribunal de Mercosur dominado por Argentina, Brasil y Uruguay. Esto es totalmente absurdo, en realidad es reconocer que no somos jurídicamente iguales a los antiguos integrantes de la Triple Alianza, que somos una provincia de esos países. Ningún presidente paraguayo puede consentir esto sin dañar gravemente la soberanía nacional. Aceptar eso es hipotecar el futuro del país.
 

Segundo. Aceptar seguir en Mercosur supone admitir que Argentina, Brasil y Uruguay pueden imponer a Paraguay legislación aduanera, comercial, industrial, productiva y política sin la participación ni el consentimiento paraguayos –como ya son todas las decisiones y resoluciones tomadas y a tomarse desde la Cumbre de Mendoza en adelante–, mientras nuestro Paraguay espera que Argentina, Brasil y Uruguay decidan ellos, ante ellos y por ellos y sin nosotros, si cambian o no cambian de posición con respecto a nuestra República. Ningún presidente paraguayo puede tolerar esto sin sacrificar la autodeterminación del pueblo paraguayo, sin atentar decisivamente contra la soberanía nacional. Aceptar eso es hipotecar el futuro del país.
 

Tercero. Aceptar seguir en Mercosur significa imponer al gobierno que los paraguayos elijamos el 21 de abril de 2013 la política de hechos consumados impuesta a Paraguay por Argentina, Brasil y Uruguay, sobre lo que ya escribí un artículo publicado en la edición digital de La Nación –“Política de hechos consumados” (http://bit.ly/NbhMdq)–. Ningún presidente paraguayo debería dejar jamás como legado la sumisión de nuestro país a potencias extranjeras. Aceptar eso es hipotecar el futuro del país.
 

Cuarto. Aceptar seguir en Mercosur conlleva aprobar que el reconocimiento internacional de nuestro Paraguay dependa de lo que decidan Argentina, Brasil y Uruguay en nombre de Mercosur, como ya lo han asumido explícita y formalmente la anterior potencia colonial España y algunos grupos del Parlamento de la cuasi fallida Unión Europea. Ningún presidente paraguayo puede validar esta situación si no está comprometido con la enajenación de la Independencia Nacional. Aceptar eso es hipotecar el futuro del país.
 

Quinto. Y talvez lo más importante. Aceptar seguir en Mercosur es reconocer que Argentina, Brasil y Uruguay sean quienes decidan qué parte de la Constitución paraguaya está vigente y qué parte no y qué parte del mandato del pueblo paraguayo admiten y qué parte no. Ningún presidente paraguayo puede tolerar esta posición que se arrogan los antiguos integrantes de la Triple Alianza sin mancillar groseramente la memoria de todos los buenos paraguayos que entregaron la vida para que hoy tengamos una Patria libre y soberana. Aceptar eso es hipotecar el futuro del país.
 

Ruego, imploro, pido, exijo a los partidarios de Mercosur que digan cuál de los cinco puntos anteriores es mentira y que expliquen por qué es mentira.
 

Cualquier presidente paraguayo que acepte alguno de los cinco puntos enunciados o todos ellos, estaría violando gravemente la responsabilidad que le impone el Artículo 238 de nuestra Constitución, que le obliga a “1. representar al Estado y dirigir la administración general del país; 2. cumplir y hacer cumplir esta Constitución y las leyes”, pues el Artículo 143 de nuestra Carta Magna establece que “La República del Paraguay, en sus relaciones internacionales… se ajusta a los siguientes principios: 1. la independencia nacional; 2. la autodeterminación de los pueblos; 3. la igualdad jurídica entre los Estados” porque su Artículo Primero declara solemnemente que “La República del Paraguay es para siempre libre e independiente”.
 

A mí me parece evidente que el presidente constitucional y legítimo de nuestro Paraguay, Federico Franco, está siendo sometido a una enorme presión por parte de Brasil para intentar enfriar el disgusto del pueblo paraguayo con Mercosur para evitar que salgamos de Mercosur, y la presión brasileña es terriblemente pesada.
 

De paso, la presión que Brasil ejerce sobre el presidente Franco muestra que, en realidad, los antiguos integrantes de la Triple Alianza son los que nos necesitan en Mercosur y no nosotros, los paraguayos, los que necesitamos Mercosur. Nosotros no necesitamos Mercosur, Mercosur nos ha perjudicado gravemente en todos los campos en que tiene influencia.
 

El presidente Franco no puede ceder ante esa presión. No debe hacerlo. Él es el sucesor de José Gaspar Rodríguez de Francia, de Francisco Solano López, de Eligio Ayala, de Eusebio Ayala. Pero sobre todo, el presidente Franco es el guardián del legado de esos paraguayos de Tacuary, de Cerro Porteño, de Curupayty, de Cerro Corá, de Boquerón, de Nanawa, de Campo Vía. No tiene derecho a ceder.
 

Espero que el presidente constitucional y legítimo de nuestro Paraguay, Federico Franco, no ceda y que ayude a liberarnos de Mercosur, cuanto más rápido, mejor.
 
 

Comentar

Registrarse  |  Recuperar Contraseña
SESIÓN DE USUARIO
Correo  Contraseña
 
REGLAS PARA EL COMENTARIO
-El comentario representa la opinión del lector y no la línea editorial de LA NACION.
-lanacion.com.py no se hace responsable por los comentarios publicados.
-El comentario está sujeto a la revisión de un editor para su publicación.
-Nos reservamos el derecho a eliminar comentarios inapropiados: ofensas, insultos, agravios, groserías, etc.
-Las cuentas de usuarios que no respeten las reglas serán dadas de baja.
-Los usuarios solo podrán escribir hasta 1200 caracteres.
-Aquellos usuarios que dupliquen sus comentarios serán desactivados.
-Si el equipo técnico de lanacion.com.py detecta el uso de datos falsos, el usuario será inmediatamente bloqueado.
-Este espacio no puede ser utilizado para hacer publicidad, promociones ni propaganda de ninguna clase.
 RANKING DE NOTICIAS
 TE RECOMENDAMOS
 
Contactos y Staff  |  Historia |  Registrarse |  Agencias/Corresponsales |  Hacenos tu página de inicio
 
 
© 2014 Grupo Nación de Comunicaciones Todos los derechos reservados. Av. Zavala Cué entre 2da y 3ra / Fdo. de la Mora Zona Sur - Paraguay
Teléfonos: (595-21) 512 520 / Fax Redacción: (595-21) 512 535 - Fax Publicidad: (595-21) 513 455 / Fono Avisos: (595-21) 522 522
email: digital@lanacion.com.py