La monumental obra "La Nueva Olla" está a pocos meses de consagrarse oficialmente como el recinto deportivo más moderno y con mayor capacidad del Paraguay.

Se prevé que en marzo o en abril ya esté con las puertas abiertas para toda la afición azulgrana, como también para quienes deseen visitar el magnífico escenario instalado en el seno de la capital del sentimiento.

A pesar de que aún no esté terminada, la magnitud de este mega proyecto ya se siente en toda la atmósfera futbolística del país desde que comenzaron los trabajos en junio del 2015.

Su estructura arquitectónica y circunferencia delinean una imagen única en la proyección visual paisajística de Asunción. La capacidad final del estadio será de 45 mil personas.

El costo de la obra supera los US$ 15 millones, pero su valor total rondará por los US$ 20 millones una vez que finalicen los trabajos.

Este sueño pasó a una realidad tangible gracias a Zapag, presidente del Club, quien invirtió tiempo, esfuerzo y dinero para que los azulgranas tengan el mejor estadio del país.

El titular del equipo de Barrio Obrero puso una parte del mencionado monto, luego se utilizó el dinero producto de la transferencia de Sergio Díaz al Real Madrid y lo que se recaudó por la venta de los palcos.

Palcos

De los 93 palcos existentes, 88 están vendidos. Arriba hay 80, para 9 personas cada uno. Los centrales cuestan USD 40.000 y los laterales USD 35.000, según indica la Revista FOCO en un artículo. El contrato es por 5 años y los propietarios tienen derecho a 2 cocheras con acceso directo. Además cuentan con frigobar, televisor y un barcito.

De los 13 palcos a nivel de cancha, 12 ya fueron vendidos a USD 60.000 cada uno, por 5 años, con 3 cocheras. Su capacidad es para 18 personas. Tienen servicio de catering, que se puede pedir vía celular. Uno está reservado para la Comisión Estadio, Comisión Directiva, comitivas o para intercambios.

No sólo fútbol

El estadio no solo será un lugar para ir a ver fútbol, sino un espacio de show donde las empresas podrán promocionar sus productos. En la parte superior de la Gradería Sur se instalará una pantalla gigante de 16 x 9 metros.

También se contrató a una de las mejores agencias de seguridad. El control de acceso va a tener una gran base de datos y cámaras de altísima definición. Todo lo que ocurre en el momento del evento será grabado. Y en tiempo real se puede identificar a cada aficionado que pagó la entrada.