El senador del Frente Guasu Fernando Lugo trata de asegurar sus derechos políticos y civiles recurriendo a la Organización de Estados Americanos (OEA), con el objetivo de que el organismo internacional conceda una medida cautelar que levante la resolución del Tribunal Electoral, referente a la campaña engañosa.

Los dirigentes del FG esperan que la OEA siente postura el próximo mes a favor del senador, ante la demanda planteada por la Asociación Nacional Republicana (ANR), institución que acusó al legislador de engañar a la ciudadanía mediante sus campañas electorales donde según los dirigentes colorados del sector oficialista en los eventos se promovía una candidatura presidencial para el 2018.

Desde el equipo jurídico del senador afirman que el ex obispo solo participó de unas series de actividades sociales el cual pudo confundirse como iniciativas electorales y que mediante la resolución de la institución electoral se procedió a atentar contra su libertad, el cual está avalada en la Carta Interamericana de Derechos Humanos y de las Naciones Unidas, de derechos civiles y políticos.

Afirman que la medida se estableció fuera de un período electoral, y que requerirán a parte de la cautela el cual puede ser concedida o denegada, un pronunciamiento de fondo el cual tardará más en ser expedida.

La postura adoptada por los magistrados del TSJE dejó satisfecho a los dirigentes del Partido Colorado. "Lo resuelto por el TSJE no determina una sanción, pero con esto no va a poder inscribir su candidatura", había dicho el apoderado Eduardo González.

El ex mandatario y actual senador Fernando Lugo prevé su candidatura a un segundo período como presidente de la República, sin embargo, hasta que no se incluya la figura de la reelección presidencial en la Constitución, no podrá presentarse para nuevos comicios.