Marcelo Burgos y Andrea Quattrocchi arrancan desde este lunes 16 de enero, de 6:30 a 9:00 en HEi radio y televisión su programa "Un día de locos", sumando así su proyecto al trabajo impulsado desde el Grupo Nación.

"Es un programa de noticias, de actualidad y toda la buena onda que podemos tener Marcelo y yo. En HEi tenemos ese segmento de gente que va todavía al colegio, o que va la facultad, o que va a laburar, y hay que inyectarles de energía a la gente. Ponés la radio, y querés una buena onda, algo divertido", comenta Quattrocchi, quien acompaña en este proyecto a Burgos.

"Mucho hablamos de cómo iba a ser el programa, sabiendo que el programa viene de otro lado, donde teníamos un formato bien definido. La idea es hacer un mix de HEi acoplándose a nosotros, y de nosotros acoplándonos a HEi", explica Burgos, quien lleva más de una década en el trabajo radial, y que es el creador de "Un día de locos".

Marcelo además viene abordando en su carrera lado informativo y deportivo, además de poseer un vasto conocimiento como todo melómano. Por su parte, Andrea es una actriz que ha trabajo tanto a nivel nacional así como internacional.

"Yo voy por el lado del espectáculo, lo que me gusta, el cine, el teatro, y quiero usar los medios de comunicación como para difundir más lo que es el arte nacional, que es lo que a mí me gusta", explica Andrea.

Burgos conduce
Burgos conduce "Un día de locos".[/caption]
EN CONSTRUCCIÓN

"Va a ser un crecimiento de día a día, no es que desde el primer programa ya vamos a tener el formato definido, no, esto va ir mutando hasta encontrar la verdadera esencia. Hasta que digamos 'este es el formato definitivo'", comenta Burgos.

"Un día de locos" se adapta a partir de ahora en público más adolescente, dentro de un formato que incluye la televisión como plataforma de transmisión.

"Creo que es eso lo que tenemos con la dupla, tenemos como buena energía, y nos divertimos mucho juntos, es como que le cargamos de buena energía a la gente para empezar el día", explica la conductora.

Marcelo comentó que en su adolescencia no escuchaba la música que los jóvenes escuchan hoy, y "ese contraste está bueno, eso de darle ese toque rock and roll al teen", dice.