Un doblete de Leo Messi dio el triunfo este martes al Barcelona en campo del Arsenal (2-0), en partido de ida de octavos de final de la Champions, con lo que el argentino se resarció del maleficio que le perseguía ante el portero checo Peter Cech, al que tardó 544 minutos en marcar.

Messi, además de romper ese maleficio, puso a su equipo con pie y medio en cuartos de final, en espera del partido de vuelta en el Camp Nou, el miércoles 16 de marzo.