El ministro de Industria y Comercio, Gustavo Leite aseguró que lo que le molesta al presidente son los privilegios que tiene algunos funcionarios públicos e indicó que se está trabajando para que se iguale la cancha para todos y que no haya beneficios discriminatorios.

Leite señaló que en la reunión mantenida ayer con el presidente el volvió a reiterar que "él siente que estamos haciendo lo correcto en eliminar las discriminaciones porque en el Paraguay no puede haber ciudadanos de primera y de segunda", dijo.

Asimismo recalcó que en reiteradas ocasiones Cartes le había señalado que lo que realmente le molesta al mandatario son las discriminaciones, argumentando que, por ejemplo: "a nadie se le paga por ir al trabajo para eso está el salario las gratificaciones, premios por resultado. El presentismo es una figura ridícula, pagar por asistir a tu trabajo me parece una locura", enfatizó el ministro.