La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó este lunes que el virus del Zika es el principal sospechoso de la multiplicación de malformaciones congénitas en América Latina y declaró una emergencia sanitaria mundial.

Tras una reunión excepcional de su comité de urgencia, la OMS dijo que existe una relación "fuertemente sospechosa" entre este virus, transmitido por un mosquito, y el aumento excepcional en América Latina de casos de microcefalia, una malformación congénita en niños que nacen con una cabeza y un cerebro anormalmente pequeños.