La oficina de la Unión Europea en Paraguay informó ayer que destinará 300.000 euros (327.255 dólares) para ayudar en forma inmediata a varias poblaciones afectadas por las inundaciones causadas por el fenómeno.

De acuerdo a un comunicado del organismo internacional, la cifra beneficiará a un total de 5.700 personas de las ciudades de Nanawa, Presidente Hayes, en donde el 80% de la población fue desplazada por el agua, y de José Falcón, en el mismo departamento, próximo a Asunción. Llegará además a las personas a las que las aguas les han obligado a desplazarse a la ciudad argentina de Clorinda, vecina con José Falcón, según el comunicado de la oficina de la UE en Paraguay.

La ayuda, que estará a cargo de las ONG Coopi y Plan Internacional, consistirá en facilitar acceso a agua potable y mejorar las condiciones de higiene y saneamiento en los refugios instalados en José Falcón y Clorinda para albergar a los evacuados.

Además se distribuirán artículos de higiene como jabón, pasta y cepillos de dientes, mosquiteros y repelentes, añadió la fuente.

Existe un plan para el establecimiento de espacios adaptados a los niños desplazados para protegerlos de consecuencias de la situación de emergencia, como desnutrición, enfermedades transmitidas por el agua, como el cólera y la diarrea, y por vectores como el dengue. La zona más golpeada por las inundaciones es Asunción, donde a partir de diciembre unas 100.000 personas dejaron sus casas debido a la fuerte crecida del río Paraguay.

La mayoría de ellas está viviendo en unos 120 campamentos repartidos en toda la ciudad, donde han construido precarias viviendas de madera y chapa.

Unas 1.500 de esas personas han regresado a sus hogares, según informó la Municipalidad, ante el descenso del nivel del río. Ese retorno se produjo pese a la recomendación en sentido contrario de las autoridades, que prevén una crecida estacional del río en marzo y otros meses después, a causa de nuevas precipitaciones provocadas por El Niño.