Berlín, Alemania | AFP

El antiguo vicepresidente de la FIFA Jack Warner, suspendido de por vida, negó este miércoles todo acuerdo con el Comité de organización del Mundial-2006 de fútbol, dirigido por Franz Beckenbauer, que por el momento prefiere no dar explicaciones públicas.

"Nunca he suscrito ningún tipo de acuerdo con nadie del comité de organización del Mundial-2006", respondió Warner en un intercambio de correos electrónicos mantenido este miércoles con la cadena alemana Sport1.

Warner, de Trinidad y Tobago, antiguo jefe de la Concacaf, pieza clave en el escándalo de corrupción alrededor del fútbol mundial, repitió que él no necesita "dar más explicaciones sobre mis años en la FIFA" ni "participar del circo mediático que me ha humillado y vilipendiado".

Estas declaraciones contrastan con lo anunciado la víspera por la Federación Alemana (DFB), cuyo presidente interino, Rainer Koch, admitió "un acuerdo firmado por Franz Beckenbauer por Alemania y Jack Warner por la Concacaf", justo antes de que la Copa del Mundo 2006 fuese atribuida a Alemania, confirmando las informaciones de los periódicos Süddeutsche Zeitung y Bild.

Warner forma parte del grupo de dirigentes del fútbol mundial imputados por la justicia norteamericana por haber recibido cerca de 150 millones de dólares en sobornos y comisiones desde inicios de los años 90. Tiene pendiente una demanda de extradición de Estados Unidos.