• domingo
    28
    agosto 2016

  • Asunción
    16 °C
    llovizna moderada continua

  • Cotizaciones de monedas

  • Dólar Americano

    Compra

    G. 5.450

    Venta

    G. 5.480

  • Peso Argentino

    Compra

    G. 330

    Venta

    G. 350

  • Real

    Compra

    G. 1.625

    Venta

    G. 1.670

  • Euro

    Compra

    G. 6.000

    Venta

    G. 6.300

Paulo Roberto Costa, condenado a 7 años y medio de prisión.

Cárcel para ex directivo de Petrobras por lavado de dinero

El empresario Alberto Youssef, que junto con el ex directivo de la petrolera se amparó en el régimen de “delación premiada” para reducir la magnitud del castigo, fue penalizado con 11 años de cárcel, pero solo deberá pasar 3 años detrás de las rejas, tiempo que podrá acortarse según nuevas informaciones que pueda aportar sobre estos delitos.

A ambos se los acusó por el delitos de lavado de dinero, que provenía de los desvíos de recursos públicos en la construcción de la Refinería Abreu y Lima. También llamada Refinería del Nordeste, la planta (localizada en Pernambuco) comenzó a operar en enero último. La obra, que había sido anunciada en 2005 como una sociedad compartida entre Petrobras y la venezolana PDVSA, fue en un primer momento presupuestada en 2.500 millones de dólares. Pero su costo final ascendió a 18.000 millones.

La razón del aumento del precio de la construcción se debe, según los expertos, a una ampliación considerable de las instalaciones comparadas con el plan inicial. Pero hay quienes sugieren que ese emprendimiento fue uno de los que más sufrió por la sobrefacturación de los trabajos realizados por los holdings que formaban parte del llamado “club de las constructoras”. Varias de los principales grupos empresariales de Brasil se unieron informalmente, según se reveló a lo largo de la investigación sobre la corrupción en la estatal, para repartirse las grandes licitaciones a cambio de pagar coimas que fueron a parar a las arcas de partidos políticos y de ex directores de la petrolera.

En su sentencia, el juez Sergio Moro afirmó que “en el esquema delictivo que afectó las obras de Petrobras, el consorcio nacional Camargo Correa contratado para las obras de la refinería Abreu e Lima desvió recursos, que provenían del sobreprecio y la sobrefacturación de contratos, hacia Paulo Roberto Costa y otros funcionarios públicos”. Dijo también que “para ocultar la transferencia (ilícita) de ese dinero…se celebraron contratos falsos con una empresa de consultoría controlada por Alberto Youssef”. Finalmente, esa misma firma envía grandes montos a cuentas en el exterior mediante la simulación de importaciones”.

Las investigaciones, que ya llevan un año, comprobaron la existencia de 20 operaciones de lavado de dinero por 6 millones de dólares entre julio de 2009 y mayo de 2012. Para Moro “los acusados se habrían asociado de manera permanente y estructurada para la práctica de delitos graves, configurando la asociación ilícita aunque no de tipo mafioso”.

Recientemente se conoció el testimonio Eduardo Leite, vicepresidente de la constructora Camargo Correa, mencionada como eje del consorcio que tuvo a su cargo las obras de la planta Abreu e Lima, donde el dirigente empresarial confesó que la firma había pagado unos 60 millones de dólares en coimas a ex directivos de Petrobras. La compañía se negó, ayer, a comentar las condenas a sus ex funcionarios.

Trascendió, también, que Costa, Youssef y otros 6 condenados de menor entidad deberán hacer frente a una indemnización de 6 millones de dólares que engrosarán la caja de la petrolera. Ese valor, según la justicia, sería igual al dinero lavado por los condenados mediante compra de bienes personales. El juez aclaró que tanto Costa como los demás procesados están siendo investigados en otras causas de corrupción, también vinculadas a la petrolera brasileña. Y señaló que en función de eso podrán sufrir penas adicionales y un ampliación de la indemnización prevista. A pesar de la dureza de la sentencia, el ex director Costa no sufrirá más que algunos meses de prisión y a partir de octubre próximo permanecerá por un año en detención domiciliaria.

Comentarios